El verdín en el tejado

El verdín en el tejado, por qué aparece y como evitarlo

La aparición y proliferación de microorganismos, generalmente musgo y moho, es un fenómeno natural que en ocasiones sufren las cubiertas de tejas cerámicas por la sobreexposición a la humedad. A estas manchas orgánicas se les denomina comúnmente “verdín”.

Son muy pocos los materiales de construcción que, cuando están expuestos a ciertos fenómenos atmosféricos, están libres de este riesgo, incluso en materiales menos porosos, como es el caso de las tejas de cristal, puede aparecer el citado verdín.

Algunos de los factores decisivos para su aparición suelen ser la proximidad de árboles o de terrenos de cultivo, la orientación norte del tejado por su baja exposición solar, una elevada exposición a los agentes atmosféricos debido al relieve de la zona, contaminación del aire, etc.

Otros factores que se pueden controlar con mayor facilidad y también favorecen la aparición de estos microorganismos son la falta de mantenimiento, falta de la indispensable ventilación del tejado, colocar con pendientes de poca inclinación y el uso excesivo de morteros.

Una vez descritas las causas, deberemos analizar las formas de prevenir su aparición, las cuales empiezan por realizar una correcta instalación del tejado, esto es, con la necesaria ventilación de la cubierta que exige la normativa vigente, y con la fijación en seco de la totalidad de las piezas, únicamente con fijación mecánica o adhesivos específicos para tejas.

Como solemos remarcar, tanto los fabricantes como la normativa, la ventilación del tejado es fundamental porque, entre otras ventajas, permite la circulación del aire por la cara inferior de las tejas, haciendo que estas queden secas mucho más rápido cuando están húmedas, ya sea por lluvias o por la humedad por condensación.
Además, se debe respetar la pendiente mínima que determina el fabricante para cada tipo de teja cerámica, para optimizar el desagüe de las precipitaciones y evitar filtraciones de agua por la cubierta.

Por último, hacer hincapié en que se deben hacer revisiones periódicas del tejado, en primer lugar, inspeccionándolo visualmente para comprobar que no existen tejas rotas ni canales de desagüe obstruidos y, en caso de aparición de verdín, este se puede limpiar con chorros de abundante agua a presión sobre las tejas afectadas. Realizando un correcto mantenimiento de la cubierta haremos que las tejas puedan durar el máximo tiempo con sus propiedades de impermeabilización y características estéticas en perfecto estado.

 

Nota: Los trabajos de mantenimiento en cubiertas inclinadas deben ser realizados por personal especializado y siempre haciendo uso de todas las medidas de protección necesarias.

Cubiertas inclinadas, mantenimiento, tejados, tejas,

2 de diciembre de 2016

Tejas Borja - Todos los derechos reservados © 2017
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad | Mapa Web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…